Elementos en una tarjeta de presentación y cómo diseñarla

Elementos en una tarjeta de presentación y cómo diseñarla

Las tarjetas de presentación son un elemento que no puede faltarle a los profesionistas. En ella, además de tus datos de contacto, debe estar presente el estilo, imagen e identidad de tu marca. Los elementos en una tarjeta de presentación son la clave para dar a conocer tus productos o servicios.

¿Cuáles son los elementos en una tarjeta de presentación?

Es posible distinguir elementos básicos en las tarjetas de presentación:

Datos

Una de las partes más importantes de la tarjeta de presentación son tus datos. Si bien estos pueden variar de acuerdo con lo que estés buscando o lo que requiera tu empresa, los indispensables son:

Tu nombre

Debe ser grande y destacado, de manera que sea el primer dato visible. Puedes incluir el nivel de estudios que tienes (licenciado, ingeniero, doctor, etcétera).

Cargo

Aunque hay quienes consideran este dato un dato presuntuoso, pero colocar el cargo te ayudará a posicionarte en la mente de la persona que reciba tu tarjeta. Además, sabrá en qué momento pueden localizarte.

Logo

Parte de la identidad corporativa en las tarjetas de presentación es el logo de tu empresa. Con este elemento, quien reciba la tarjeta sabrá quién eres y para quién trabajas.

Contacto

Por lo general, se coloca el número de teléfono y la dirección de correo electrónico. Si el espacio es suficiente, se puede agregar el sitio web de tu empresa e incluso la dirección física.

Otros datos

Entre ellos es posible nombrar: página de Facebook, usuario en Twitter y perfil en LinkedIn, entre otras.

¿Cómo diseñarla?

Existen muchas plantillas de diseño para tarjetas de presentación. Puedes encontrarlas haciendo una búsqueda en internet, eligiendo una que te guste y se adecúe a tus objetivos como profesional. Incluso encontrarás en el programa Power Point puedes diseñar tu tarjeta.

Una vez que tengas el diseño y el texto, es momento de elegir el papel. Algunos de los más usados son:

Estucado o couché

Es muy popular debido a la gran suavidad y blancura que ofrece. Soporta muy bien a humedad y cualquier tipo de doblez que pueda ocurrir. utilizado por su gran suavidad y blancura.

Offset

Este tipo de papel es más bien poroso, pero los diseños logrados en él son de muy buena calidad.

En el caso de las tarjetas de presentación también es posible jugar con los acabados. Agregar un matizado, un brillo adicional o plastificarlas puede ser un detalle adicional que le dé puntos extra a tu tarjeta frente a otras opciones.

La utilidad de la parte trasera

Una pregunta común en el caso de las tarjetas de presentación es “¿La parte trasera debe permanecer vacía?” Esto dependerá de ti, pero en Impresos César sugerimos que sí.

En la parte trasera es posible realizar anotaciones, como:

  • El tema del que hablaron.
  • Lugar, fecha y hora en caso de que se haya concretado una cita.
  • Datos de contacto adicionales.

Por ello es importante que la parte trasera sea posible escribir con pluma o lápiz.

Extra

No olvides colocar los colores distintivos de tu empresa. Serán parte de la identidad corporativa y, con ello, ganarás mayor notoriedad ante los ojos de tus clientes potenciales.

Para imprimir tus tarjetas de presentación con la más alta calidad, no dudes en contactarnos. En Impresos César contamos con la experiencia hacer de tus tarjetas algo inolvidable para tus clientes. Te estamos esperando.

Claves para elegir la tipografía correcta para tu proyecto

Claves para elegir la tipografía correcta para tu proyecto

Las preocupaciones más comunes que tienen las personas cuando acuden a nosotros para hacer sus impresiones en lona son: “¿La letra que elegí representa a mi empresa?” y “¿Será visible a cierta distancia?” Es por ello que, para despejar estas dudas, en Impresos César hicimos esta pequeña guía para elegir la tipografía adecuada para tu proyecto.

Elegir la tipografía: pasos para lograrlo

Para el diseño gráfico, elegir la tipografía es algo vital para los proyectos, a la par de la elección de los colores corporativos. Cuando tú eliges una tipografía para tu proyecto debes atender a varios factores. Pensar que solo depende de tus gustos personales es una idea errónea. También debes pensar en:

Público objetivo

Si tu público objetivo es joven, no optarás por una tipografía conservadora: buscarás algo fresco, fuera de lo común. Es importante que te pongas del lado de tus clientes potenciales: ¿te gustaría ver una lona, flyer, banner o volante con esa letra? Si la respuesta es “sí”, vas por buen camino.

Legibilidad

De acuerdo, ya tienes una letra que será del agrado de las personas, pero ¿es legible? Es decir, ¿el texto es entendible? ¿Hay letras que pueden confundirse con símbolos o con otras letras? Analiza todo esto a detalle. Intenta con diferentes tamaños de letra y haz pruebas de texto. Si la lectura se vuelve complicada, es mejor buscar otra opción.

Tipo de texto e imágenes

Otro factor que influye en la elección de una tipografía es el tipo de texto que deseas comunicar y las imágenes que acompañarán el texto. Cuando se trate de textos largos, es mejor optar por tipografías que no cansen la vista y que permitan una lectura fluida.

Aprovecha los espacios y distribuye bien el texto, haciendo uso de encabezados y subtítulos para hacer uso de fuentes más estéticas y originales.

Contraste con los colores de tu empresa

El contraste entre los colores que serán empleados y de la tipografía debe ser armónico. Si el tipo de letra que elegiste no logra resaltar o llamar la atención, es mejor elegir otra opción. Recuerda que todos estos elementos deben trabajar de manera conjunta para lograr un diseño perfecto.

Algunos ejemplos de tipografías

A continuación, te presentamos algunas de tipografías para que te inspires y logres el diseño ideal:

Serif

Son las más tradicionales. Representan tranquilidad, seriedad y firmeza. Entre ellas se encuentran: Times New Roman, Bodoni y Garamond.

Sans serif

También llamadas “fuentes de palo seco”, cuentan con un aspecto más moderno en comparación de las anteriores. Se caracterizan por tener remates en los extremos. Expresan sobriedad, limpieza, seguridad y modernidad. Como ejemplos de ellas destacan: Helvética, Arial o Verdana.

Caligráficas o script

Brindan un aspecto fresco que asemeja a las letras cursivas o de fuentes manuscritas. Con ellas se representa la elegancia y, gracias a su aspecto humano, brindan una sensación cálida y acogedora. Ideales para marcas que buscan representar ambientes familiares.

Display

También llamadas “de exhibición”, suelen usarse en grandes carteles. Esto es porque, además de ser gruesas, otorgan una mayor personalidad. Su impacto visual es importante, por lo cual se recomiendan en carteles que requieren de visibilidad a larga distancia.

¿Ya has pensado qué tipo de fuente es mejor para tu proyecto? ¡Da rienda suelta a tu creatividad y diseña la mejor lona publicitaria para tu negocio! Contáctanos para imprimir tu proyecto con materiales de la más alta calidad al mejor precio. En Impresos César te estamos esperando para hacer de tus impresiones algo espectacular.

Calendarios personalizados como herramienta de Marketing

Al llegar la recta final de cada año, cientos de empresas comienzan a planear qué “regalo” les darán a sus clientes frecuentes. Una de las peticiones más comunes que llegan a las empresas a nuestra imprenta en CDMX son los calendarios personalizados. Pero no se trata de una tradición. A nivel mercadológico tiene mucho significado entregar un calendario.

¿Te gustaría saber por qué deberías considerar esta opción? Continúa leyendo y descúbrelo en compañía de Impresos César.

Calendarios personalizados: ¿por qué elegirlos?

Es probable que pienses que estos elementos se entregan a los clientes como una tradición. En parte es cierto. Muchos empresarios encargan un gran volumen de calendarios y los entregan sin más, pensando que es “el regalo ideal para el inicio del año”.

Regalar un calendario personalizado es especial, no solo para los clientes. Igual que ocurre con las tarjetas de presentación,se trata de una oportunidad invaluable para ti como dueño de una empresa.

Sí, es cierto: los teléfonos celulares cuentan con la función del calendario. Pero, en todas las casas, es posible encontrar un calendario físico. También en los escritorios de las oficinas ¿Por qué? Aunque ya se cuenta con una agenda digital, es más fácil recordar los eventos importantes cuando los vemos de manera involuntaria.

Ahora, imagina que ese calendario que las personas verán todos los días es el que contiene los datos de tu empresa ¿Lo habías pensado?

Es importante estar cerca

No puedes estar encima de tu cliente a cada momento, pero sí puedes lograr que te recuerde ¿Cómo lograrlo? Dale algo de uso común con tus datos de contacto.

Aunque los teléfonos son aparatos inteligentes, los accidentes pueden ocurrir y la memoria de los mismos se puede perder, junto con todos los datos. Al tener tus datos a la vista, será muy difícil perder el contacto.

El valor del calendario

Un calendario se revisa cada día. Cada vez que las personas lo vean, pensarán en tu marca. Luego de un mes, ya estarán familiarizados con tu empresa. Además, entregar artículos promocionales a los que las personas le encuentran una utilidad real, son de gran utilidad para establecer una conexión positiva. Esto es de especial importancia para empresas cuyos servicios pueden ser requeridos en momentos de necesidad.

Y, como punto adicional: al darles un artículo de utilidad de manera gratuita, es probable que se desarrolle el instinto humano de la reciprocidad.

Tipos de calendario

Pero, si casi todas las empresas se deciden a regalar calendarios, ¿qué garantiza que los clientes se quedarán con el mío? La respuesta es: el diseño. En Impresos César somos expertos en ello y queremos compartir contigo algunos de los tipos de calendario existentes.

De Sobremesa Triangular con espiral

Cuenta con láminas, generalmente hechas con cartulina gráfica. Estas pueden ser cambiadas gracias a su encuadernado con espiral doble. Al quedar en forma de triángulo, una cara queda visible al exterior y la otra al interior. En una se encuentra el diseño deseado (puede ser una imagen relacionada con tu empresa) y en la otra el calendario, dispuesto a manera de cuadrícula.

Son comunes en los escritorios y los datos pueden ir en cada hoja, al igual que al inicio o al final del mismo.

Triangular sencillo

Al igual que los anteriores, es común encontrarlos en los escritorios. A diferencia del calendario con espiral, este tipo cuenta únicamente con dos caras. En cada una de ellas es posible colocar una pequeña imagen y distribuir los meses en bloques de seis.

Los datos de tu empresa, por lo general, se colocan en la esquina inferior derecha.

Calendario de pared

Ya sean engrapados o con espiral, los calendarios de pared parecen, a simple vista, una revista. Esta se despliega sobre la pared dejando en la parte superior un diseño (el cual puede ser acorde al mes) y, debajo, el calendario como tal.

Se pueden colocar los datos de tu empresa en cada hoja, al igual que al inicio o al final del mismo.

Calendarios de bolsillo

Son de gran utilidad, pues, en varias oficinas, para evitar distracciones de los empleados, les solicitan dejar los teléfonos celulares en un lugar específico, sin poder usarlos a lo largo del día.

Un calendario de bolsillo va con las personas a todos lados y, ¿quién sabe? Tal vez te necesiten en algún momento del día.

El diseño de cualquiera de ellos debe ser atractivo, con los datos de tu empresa visibles a simple vista. La tipografía, los colores y la distribución son parte importante del mismo. Para lograrlo con éxito, no dudes en contactarnos.

En Impresos César contamos con la experiencia para imprimir tus calendarios personalizados con la más alta calidad. Conviértete en una empresa inolvidable para tus clientes. Te estamos esperando.

Abrir chat
1
Hola
¿En qué podemos ayudarte?